Hello

–Mamá, como te pares a hablar con cada uno que nos crucemos, no llegamos.

–Hija, y yo qué quieres que le haga. Todos esperan una historia. ¿Qué hago? ¿Me dicen «hola» y les digo «adiós»?

–Prueba. Mira, ahí viene el señor McCartney.

–¡Hola, Mamá Oca! ¡Cuéntame una historia!

Mamá Oca clava su mirada «¿Lo-ves?» en su hija, pero dice:

–¡Adiós!

I don’t know why you say «Goodbye», I say «Hello» –responde Paul.

La hija tira de Mamá Oca.

«Así es imposible», piensa Mamá Oca, y dice:

–¡Ya voy, hija!

Nadie tira del señor McCartney, que se aleja tarareando «hello, hello».

Noble (baturra) y rebelde. Escritora, dicen. Yo soy esa: