Silencio, por favor

¡Silencio, por favor! Todos a chambear. Órale, ¿dónde están los de atrezzo? Necesitamos una baraja de cartas pues para que Valentinita haga un solitario; la caja del caleidoscopio sobre la mesa, un poco más a la izquierda. Los prismáticos mejor en el banco. Y los cuadernos y el lápiz que deja apartados van detrás de ella. Que se note que la chamaquita está echando la hueva no más. Quedó bien chido. Ahorita vamos con un ángulo cenital, mi cuate. Sube, sube, sube…a la derecha, aaaahí. Esto está padrísimo, güey. De la que vuelva rodamos una que se llame “Roma”.

Sol

 

Textos enviados por lectores.