¿Hay alguien ahí?

—Tenían razón, son iguales que nosotros, pero como del revés y de lejos. Del revés de lado, ya me entiendes, con todo lo de la izquierda a la derecha y luego lo mismo, pero de la derecha a la izquierda.

—Sí.

—Ya nos lo dijeron Zod, Ursa y Non en la Zona fantasma, pero nunca pensé que fuera verdad.

—Yo tampoco. Eso de que hubiera gente ahí…

—Pues sí, hay gente.

—Pero hay algo que no entiendo.

—¿Qué?

—¿Por qué nos miran de dos en dos?

—Porque afuera solo se cabe de dos en dos.

—¡Y no tienen marco!

—Pobres.