Apego

¿Será capaz de tirarse al agua?

¿Capaz será luego de salir?

De hundirse, sé que sí.

¿Será capaz de sacar el aire?

Se lo he explicado cien veces, mil.

 

Le subirá el agua por el cerebro como una araña.

¿Cómo explicarle qué va a sentir?

Ese cosquilleo de caverna en la sien…

Y total, saberlo de nada le va a servir.

 

Y luego, tras el ahogo, ¿será capaz de repetir?

 

¿Serás capaz, golondrinita, de saltar, flotar, sin mí?

Temo que yo no.      Temo que tú sí.

 

Siento, hija mía,

que es un fracaso

que yo no pueda

saltar por ti.

Noble (baturra) y rebelde. Escritora, dicen. Yo soy esa: