Claudia y yo

No me gusta sacar a Claudia de paseo. Quiero decir, sí que me agrada bajarla a la calle para que camine un rato y se distraiga. Pero no soporto a la gente. Las miradas burlonas, los comentarios despectivos,…. “Miren a esa loca arrogante”, “¿Quien se habrá creído que es?”.

La gente no soporta todo aquello que se sale de la norma. Si llevase sujeto a un foxterrier engreído, andando a cuatro patas y orinando en todas las farolas de la acera, nadie me diría nada. Pero estoy paseando a una señora con un sombrero barato. Y eso les vuelve locos.

[ajax_load_more post_type=”post” posts_per_page=”20″ category__not_in=”1″ pause=”true” button_label=”Más historias” button_loading_label=”Cargando…”]

Compartir: