Gemelas

Ocurrió en menos de una de esas ridículas unidades llamadas segundos que usan los terrícolas. Estaba casi dentro y de pronto apareció otra exactamente igual pero con algo diferente en los pies.

“Mirad lo que encontré.” “¿Dónde está tu hermana? ¿Por qué llevas un zapato de cada color”

Los humanos jóvenes son aún más desconfiados y difíciles de engañar que los adultos y el capitán empezaba a impacientarse.

“Pues aquí, ¿no la veis? En el frasco.”

Sentí miedo mientras todos excepto uno me miraban; él estaba girado hacia donde yo, todavía en el cuerpo de Joan, intentaba zambullirme sin éxito.

Ondina norteña y bruja de Lancre. Me gusta el terror, quiero un faro y vine a tuiter a hacer observación participante. Al final siempre sobrevivo.