Ven, que te explico

─ Ven, que te explico lo que tienes que hacer. Por los areneros no te tienes que preocupar.
─ …
─ No quiero volver a ver un grillo en años. ¿Planchar camisas sabes? Son delicadas y bastante caras. Si no te sientes seguro haciéndolo, te ocupas del crío y de la cocina, por favor y gracias.
─ …
─ A los baños habría que darles un repaso también, los niños han hecho algo allí de lo que sin embargo no hablaré. Y si puedes acercarte a llevar 10 kilos de cartón al reciclaje, me arreglas la tarde. El crío puede ayudarte con eso. (¿Ya está?)
─ …
─ Chim pun.

A.

Textos enviados por lectores.