Parisinas

Chère Babette,

Claudine y yo te enviamos esta foto y nuestro fraternal abrazo. Un amable compatriota -Monsieur Fortabat-, al que conocimos por casualidad, nos tomó la instantánea. ¿No es encantadora? Paseábamos los tres por Trafalgar Square en dirección a Charing Cross cuando por culpa de un fortísimo chaparrón tuvimos que refugiarnos de improviso en la Galería Nacional. Suerte que nuestros pequeños sombreros no sufrieron daños irreparables; Madame Chanel se habría enfurecido bastante a nuestro regreso.

Oh, querida, como puedes comprobar, Londres es terriblemente húmedo. Carece, además, de ese je ne sais quoi tan de París, tan nuestro.

Te añoramos.
Margot

Sol