Marketing espiritista

-…
-¿Quién es?
-…
“Ya estamos, los del otro plano, como si aquí estuviéramos siempre pendientes de las preocupaciones terrenales”.
-¿Y qué quiere?
-…
-¿Sabe usted qué épocas son estas para ir invocando a la gente? ¡Es que no tienen ningún respeto por los difuntos!
-…
-Excusas. Además, ¿tiene usted símbolos de protección certificados? Uno ya no se puede fiar de cualquier médium. Y viceversa, ¿sabe qué puede pasar si se dirige a algún vecino especialmente diabólico?
-…
-¡Uno de la parapsicobiofísica, qué profesional! ¿Por quién dice que preguntaba?
-…
-Ah, pues es que aquí no es. Es dos féretros más arriba.
-…
-De nada, buenos días.

Jorge Ordóñez

Textos enviados por lectores.