Los cinco amigos

De los cinco amigos, ella, la líder, es la que ha encontrado el tesoro en un resquicio entre las rocas. El tarro de cristal hallado contiene un papiro plagado de caracteres jeroglíficos. Ni la descubridora ni el resto de miembros del grupo consiguen abrirlo. Sólo resta romperlo. La líder toma la decisión: lo hace estallar contra el suelo. Y una voz que atraviesa milenios le agradece su gesto: “Me has salvado de la maldición de Seti, pequeña criatura. Él no ha podido acabar conmigo y he vuelto de entre los muertos gracias a tu tenacidad. Soy Akenatón. Pídeme cuanto quieras”

Patricia Aliu

Textos enviados por lectores.