El violín invisible

*Barajo* Elige una carta. No me digas cuál ni me la enseñes. ¿Ya…? Bueno, ponla en el mazo. Voy a barajar bien para que se pierda, porque eso es lo que quiero, perder tu carta del montón.

*Mezclo atentamente, no puedo desconcentrarme* Espero que hayas elegido una carta que te guste, que te haga soñar, que sea tu amor platónico, que si fuese una persona te llevase a la gloria solo con mirarla, ¿sí? ¿Quién sería? Piensa *AHORA, RÁPIDO* Bueno, eso es amor verdadero.

*Extiendo las cartas…* ¡TACHÁN! *¿CÓMO he perdido todos los tréboles? Así no seré nunca Juan Tamariz*.

Victoria