Aquella tarde

Aquella tarde, como todas las tardes, ella esperaba su llegada. Ella quería que aquella tarde fuera diferente. Que al llegar él, sonara otra canción. Pero esa tarde él no llegó.

Aquella mañana, ella no tuvo ocasión de sentir su despedida. Estaba tan distraída que apenas notó sus besos. Apenas oyó sus palabras.

Aquella tarde, nadie llegó a casa. En su lugar, sonó un teléfono y ya nada volvió a ser igual. Ella, entonces, desearía el resto de su vida que aquella tarde hubiera sido como todas las demás. Y ella intentaría el resto de su vida recordar sus últimas palabras.

Luis Lucas

Textos enviados por lectores.