Ella optó por dejar de hablarme

Cuando parecía que la relación se estaba convirtiendo en un completo infierno ella optó por dejar de hablarme y empezó a mostrar interés por los cursos por correspondencia. Probó unos cuantos (yo no dejaba de curiosear cuando ella salía de casa) hasta que dio con el de magia. Ahí no pude disimular y me burlé de ella, quizás tratando de echar leña a la hoguera que hasta entonces nos había consumido. Ella, impertérrita, seguía a lo suyo. Hasta que un día, en medio de una carcajada mía, me echó el hechizo. Desde entonces cuando me enfado pongo un huevo. Cuac.

Narrador oral profesional, lector, escritor, editor… Cuentista se mire como se mire. Un cuento tuit al día en .