La revolución de las roboabuelas

En el año 2458, toda la raza humana dejó de existir. Fue un visto y no visto: de la noche a la mañana, no quedó ni una sola persona sobre la faz de la Tierra.

En el año 2532, una paloma jacobina fue la primera en tener dedos prensiles y superinteligencia. Con la ayuda de algunas de sus compañeras comenzó a realizar su proyecto estrella: Las robo-abuelas, versiones robóticas de esos seres mitológicos de los que hablaban los palomos más mayores y que repartían pan de manera gratuita.

En el año 2753, las Robo-abuelas se rebelaron. Ese fue el final.