Antes y ahora

Ahora ha sido él el que se ha ido antes. Antes de que el reloj diera la última campanada que marcaba las 12 de la noche. Antes que yo. Se fue corriendo, sin despedirse. Ahora estoy sola otra vez, con mis dos zapatos y mis pájaros, pero ya no cantan. Ahora están tristes como yo. Ahora tendré que ir a buscarlo al otro lado. Antes fue él el que me buscó a mí. Ahora es mi turno. Antes fue con un zapato. Ahora será con un paraguas, menos mal que se acordó de dejar algo atrás. Ahora será como antes.