Marganitos

Era una preciosa mañana de primavera, el sol templaba el ambiente y el campo estaba lleno de hermosas flores. Las hermanas Milton decidieron salir a pasear y recoger margaritas para decorar la biblioteca. A Mary, la mayor, le pareció que algunas flores intentaban salirse del ramo e incluso creyó ver que dos o tres tenían una especie de extraño tentáculo rosáceo, pensando que el sol le había sentado mal, volvió rápido a casa.

“Día 435 en la tierra, quedarse dormido en un campo imitando a las flores no ha sido buena idea, no sé si lograré salir de este jarrón”