La gran invasión

–¡Pues vaya invasión de mierda que nos ha quedado, comandante Peng!

–Cállese, teniente Glups, o la haré detener y se enfrentará a un consejo de guerra.

–Ya me gustaría verlo, comandante.

–No seas tan pesimista, Glups, seguro que los otros vendrán a rescatarnos.

–Tú siempre tan positivo, Yupi.

–La culpa es del tarado de Uala, que propuso tomar esta forma para invadir la Tierra.

–¡Eh! Me documenté bien. Según mis informaciones, esta es una forma de vida muy querida por los humanos.

–Sí, Uala, para comer.

–Pero en el informe decía “aceptamos pulpo como animal de compañía”, os lo juro.