Mar-i-solada

Corre, corre, caballito.
Trota por la Malvarrosa.
Luego te doy gaseosa,
al llegar al chiringuito.

Y si no dejas caer a mi niño,
no te pondré bocado ni riendas.
Te trataré siempre con cariño.
No usaré ni brida ni espuelas.
Te trataré con todo el cariño.
No usaré ni fusta ni espuelas.

Corre, corre, caballito,
a cien palabras voy llegando,
Abreva, abrevia, caballito,
que el relato va acabando.

Din, don, din, dan,
las palabras voy contando.
Din, don, din, dan,
a ochenta voy llegando.
Din, don, din, dan,
de una sílaba serán.
Din, don, din, dan,
así cunden mucho más.