Subo al balcón

Subo al balcón con el mazo de cartas y espero a que alguien cruce el paso de cebra de la alameda. Entonces los observo con los binoculares poniendo gran cuidado en memorizar sus rasgos, su manera de caminar, si parecen alegres o fruncen el ceño… Es importante fijarse bien porque sólo tengo una oportunidad.

Luego regreso a toda prisa a mi sitio, barajo el mazo y extiendo delicadamente las cartas en hileras sobre la mesa. Lo anoto todo en la libreta: sería una pena que me los volviese a encontrar y no pudiera explicarles lo que les depara el futuro.

Archaeology, music, and little else. Sindicalista de la memòria. Non cre qu’a la mort negus plus en port, aver ni arnei, mas los faitz que fei.