No me saques ninguna foto

Le dije claramente a Iris: no me saques ninguna foto. Pero no me hizo caso, nunca me hace caso.

Miguel hace trampas siempre que jugamos a las cartas, así que empezamos a jugar en balcones enfrentados, uno en cada orilla del río. Cuando uno de los dos tiene su jugada lista o quiere una carta nueva del mazo, se comunica con el otro mediante radio y vigila con sus binoculares que no haya movimientos sospechosos. Lo anoto todo en la libreta, porque la puntuación sirve para el campeonato regional.

No imaginaba que fueran a asociarse para llegar a la final.