El niño aprendió

El niño aprendió a caminar hacía unos días, contento todo lo quería andar, todo lo quería correr. En un momento que el padre le soltó la mano él corrió hacia el túnel. Cuando el padre se dio cuenta era tarde, el niño ya estaba dentro, ya lo cruzaba, ya lo cruzó. El padre fue detrás. Al otro lado había un joven, le sonreía y le tendía la mano, “papá, ven”, decía. El hombre, extrañado, miraba alrededor buscando a su niño, de pronto sintió fatiga, se sentó en aquel banco. Era un viejo. Miró al joven. Le sonreía. “Papá, vamos”, decía.