El fruto de los lirios

El fruto de los lirios es una cápsula de dehiscencia loculicida, lo cual ya es bastante.

El polen de sus estambres mancha. Mancha mucho. Tiñe de mala manera.

No es buena idea vestir de blanco mientras uno trajina con lirios.

Tampoco es buena idea repartirlos en bicicleta, pero peor es llevarlos en coche, con este tráfico.

La peor idea es regalar una flor por cada año.

Y vivir tanto.

He visto la tarjeta. Pone: «La vida es un camino de rosas. Y de lirios. Tiene espinas. Y mancha. Por lo demás bien. Tú sabrás lo que haces. Con cariño. Michi».

Noble (baturra) y rebelde. Escritora, dicen. Yo soy esa: